La virginidad como tabú

¿Te has preguntado si para ti es importante la virginidad de una persona? ¿Es para ti la virginidad un tabú? ¿Consideras que la virginidad es una virtud? ¿Considerarías buena o mala a una persona basándote en si es virgen o no?

Este es un tema esencialmente importante en el mundo actual que no debería serlo. Te preguntarás ¿por qué?, he ahí el gran dilema, y es que, en este tema, en algunas culturas, es motivo de exclusión y vergüenza para una persona; se trata pues, el tema, de nada más y nada menos que la “virginidad” y todo el tabú que le rodea.

Seguramente, y como podrás haber notado, la virginidad básicamente señala el concepto de “pureza”, de persona sin experiencia sexual. Este concepto, sin bien es algo bastante explícito, su significado dentro de lo bueno o lo malo varía mucho según el sexo de la persona.

En el caso de un hombre, cuando no es virgen, es símbolo de experticia en el ámbito sexual, pero, si por el contrario no ha estado con alguien, se supone que es motivo de alarma, preocupación o simplemente visto como que algo está fallando con él.

Caso contrario ocurre en la mujer, pues cuando una chica no es virgen o bien, ha estado con distintas personas, tiende a ser señalada como una persona que no se da a respetar; y, por el contrario, si es virgen (según algunas culturas), se considera una mujer buena, que cuida de si misma y que no está dispuesta “entregarse” a cualquiera.

Sin embargo y como hablamos al principio, esto, tan solo se trata de un concepto. Y como tal, solo tiene un significado verbal en este caso. ¿Por qué?, simple y llanamente porque si nos apegamos a dicha definición y además por aquello que “mide” la virginidad, vamos a ver que no es algo tan… Real.

En línea con lo anterior, es necesario aclarar que desde el primer momento que tenemos contacto afectivo, ya sea bucal, que va desde lo más simple, un beso, hasta lo más fuerte, que podríamos definirlo como el sexo oral, ya habría intercambio de fluidos y posible exposición a cualquier tipo de virus o infección que se pueda contraer durante dicho contacto, por tanto, ya se habría compartido algo más que una simple experiencia con la otra persona.

Otro punto importante para aclarar es el tema del “himen” en el caso de las mujeres. ¿Qué pasa con esto?, la realidad, es que el himen puede variar muchísimo. En materia de elasticidad, puede ser extremadamente flexible y permanecer intacto aun cuando una mujer tenga relaciones sexuales; adicionalmente, puede variar en forma e incluso, no existir; si, exactamente como lees, una mujer puede no tener himen y no por ello tiene algún significado más allá de la ausencia de dicha membrana.

Si lo anterior es cierto, ¿Qué es lo que realmente significa la virginidad?

Así como para muchas personas la virginidad es un tema tabú, para otros, es un simple concepto de construcción social, y no una realidad médica, que tiene por fin controlar la forma moral de cómo se comporta y actúa un grupo de personas.

Para nosotros, la decisión de mantener relaciones sexuales de cualquier tipo, y con cualquier persona, siempre y cuando sea segura y consensuada, debe ser libre, pues es un tema meramente personal, que no debe condicionar bajo circunstancia alguna la libertad de nadie, y que, además, no debe atentar contra la salud física, mental y emocional, por el contrario, debe ser un tema libre de discriminación y coerción.