Los Fetiches más comunes y los no tanto.

Según el diccionario, un fetiche es un objeto al que se le atribuye, el traer buena suerte a quien lo usa o lo posee.

Pero sobre del fetiche que hablaremos es más bien la condición sexual de ser atraídos por una prenda de ropa, una parte del cuerpo, un objeto, etc. Que nos provoca excitación y deseo.

Los juguetes sexuales no se consideran fetiches ya que son más bien un complemento del acto.

En este articulo encontraras un resumen sobre los tipos de fetiches más comunes y los no tanto.

Entre los mas comunes tenemos:

Altocalcifilia: Es la excitación por los zapatos de tacón femenino, hay quienes pueden llegar al orgasmo cuando su pareja no se quita los tacones.

Podofilia: La atracción por los pies es otro de los fetiches más comunes, el ver unos pies bonitos y suaves hacen que las personas lleguen a un nivel de excitación alto, también se excitan al tocarlos o lamerlos, el cual les puede llevar al orgasmo.

Voyeurismo: El placer sexual de ver un acto erótico entre otras personas ya sea espiando o con autorización. El voyeur no suele participar en el acto sexual, pero si la masturbación puede entrar en su juego.

Fetichismo de látex: El objeto de deseo sexual gira entorno a la ropa de látex ya sea llevándola puesta u observando a otra persona llevarla.

Estigmatofilia: Excitación por personas tatuadas y con piercing, el sentir el metal frio del piercing de tu pareja en tu piel es algo excitante, así como también lamer su piel tatuada es otra manera de sentir placer.

Bondage: Es el acto de atar a tu pareja ya sea partes de su cuerpo o todo por completo, para ello se suelen utilizar cuerdas, esposas, cadenas, cintas, etc. El sentir el roce de las cuerdas por alguna zona erógena de tu cuerpo puede ser algo placentero. A la práctica del bondage se le puede añadir algún otro complemento como por ejemplo, un columpio, una máscara, algún plug o incluso una mordaza, eso sí siempre y cuando tu pareja este de acuerdo. Recuerda que todo debe de ser consentidos por ambas partes.

Entre los fetiches más poco comunes:

Dacrifilia: Excitación por el llanto o las lágrimas de las personas.

Dendrofilia: Atracción sexual por los árboles y plantas.

Harpaxofilia: Atracción al ser robado o asaltado con violencia.

Salirofilia: Excitación debida a la ingesta del sudor o la saliva de la otra persona.

Tafefilia: Deseo de ser enterrado vivo.

Xenoglosofilia: Atracción por lenguas extranjeras.

Vampirismo: Excitación sexual por la extracción de sangre.

¡¡Y siempre recuerda!!

Tener un fetiche poco común no te hace diferente si no, un poco más excitante.

¿Quieres descubrir nuevos accesorios para tu próximo encuentro?

Entra en WILD SEXY TOYS y descubre cual será tu nuevo accesorio favorito.

Síguenos en Instagram!!

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Wild Sexy Toys (@wildtoys_) el 16 May, 2020 a las 3:29 PDT